CoachingDeporte

Pon deporte en tu vida

By 15 diciembre, 2016 2 Comments

El deporte para mi es una forma de vida. Soy deportista amateur, no puedo decir que haya superado grandes hazañas como participar en unas olimpiadas, ganar una carrera popular o algo así, pero desde que tengo uso de razón, el deporte me acompaña. He probado el baloncesto (etapa que queme pronto porque vi claramente que con mi 1,58 no era lo mío), la gimnasia deportiva, gimnasios mil, clases colectivas, entrenamientos en sala, por supuesto que me he subido al carro del running, MTB, gimnasia para embarazadas, para madres con bebés, yoga, nadar, mini triatlón, carreras populares… Puedo decir que soy aprendiz de mucho y maestro de nada. Lo uso como válvula de escape, es mi fórmula para concentrarme en mi, reiniciar para estar al 100% en todos los ámbitos de mi vida.

Esto es algo que trato no sólo de predicar sino de impulsar. A día de hoy sigo muchos grupos y personas que refuerzan esta idea de encontrar espacio para uno mismo. Por ejemplo el club de las malas madres que nos recuerdan la importancia de relativizar, de ser auténticas o de ser nosotras. O a Cristina Mitre con The beauty mail que nos ha ido enseñando cómo sólo hay que querer cambiar para conseguirlo, cómo ha conseguido hacer de una pasión: running un ejemplo para un montón de #mujeresquecorren. Claro, que esto no es gratuito, implica el esfuerzo del entrenamiento, las ganas y el encontrar los momentos.

Desde que descubrí esto del coaching vi que la mezcla de ambas disciplinas era algo en lo que me quería desarrollar. En las pasadas olimpiadas fueron numerosos los deportistas que reconocieron tener un coach en sus vidas. Entendiendo a este coach no como su entrenador ni como la figura clásica del psicólogo deportivo que en muchos equipos o deportistas profesionales tienen. Sino un coach de “verdad”: un coach profesional. Alguien formado en coaching que les ha acompañado en su camino hacia el éxito. Alguien con quién han decidido trabajar más allá del cuerpo, de la resistencia: el pensamiento y el poder que ejerce en ellos y sus resultados.

La verdad es que esto de trabajar los pensamientos es una carrera de fondo. En cualquier deporte (casi me atrevería a decir que en cualquier ámbito) el poder que tiene nuestra cabeza para influenciarnos y hacer que lo consigamos o no es determinante. Te invito a que te pares a observarte cuando entrenas: ¿Qué te dices? ¿Cómo es tu estado de ánimo? ¿Qué sientes? ¿Qué hay de diferente entre los días en los que quedas satisfecho con respecto a los que no?

  Pensamiento

Emoción                                     Conducta

Nuestros pensamientos están unidos a cómo nos sentimos y esto a su vez con cómo nos comportamos. Cuando soy capaz de hacer un cambio en alguno de los vértices de este continuo soy capaz de cambiar mi realidad.

Dos ejemplos en los que me siento muy reflejada: Quiero entrenar pero no encuentro el tiempo. Por lo tanto me siento mal porque no entreno y como no entreno cada vez me cuesta más encontrar el tiempo porque no lo busco. Hago un cambio de pensamiento y me levanto antes para entrenar con lo que me siento mejor conmigo y me genero la rutina de entrenamiento

Salgo a entrenar (con pocas ganas) y lo que me digo es: “con el frío que hace”, “con lo bien que estaría jugando con los niños” “si a mi correr no me gusta”… ¿Qué sucede? Día de entrenamiento fallido, cuesta que me cuesta subir… Opciones: hacer caso a esos pensamientos y legitimarlos con lo que me siento incapaz y acabo antes la sesión con la sensación de frustración o les doy una patada y los sustituyo por un: “quiero hacer esto” “soy capaz” “elijo salir a entrenar” con lo que tanto mis resultados como mis sentimientos cambian.

¿En qué trampas te dejas caer con tus pensamientos? ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a dejarlos ahí? ¿Qué eliges?

Os dejo este artículo de Carolina Marin y cómo trabajó con su entrenador y con su coach para conseguir un oro olímpico.

http://www.elmundo.es/deportes/2016/08/08/57a7a79e468aeb155c8b459d.html

Julia

Author Julia

More posts by Julia

Join the discussion 2 Comments

Leave a Reply