Son muchas las herramientas que como coach utilizo a diario tanto en mis sesiones de coaching como en mí día a día. Pero sin duda hay una que me fascina y con la que he conseguido que mi vida sea más fácil y sobre todo, mas placentera: El arte del reencuadre.

Para mí, desde que soy capaz de dar un paso atrás ante una situación, tomar perspectiva y ver todas las oportunidades que cada situación me brindan (especialmente en aquellas en las que siento que son más complicadas) para elegir con cual me quedo, mi día a día se ha vuelto bastante más amigable. Me explico.

Antes de vivir el coaching en mi propia piel, me encontraba ante multitud de situaciones en las que no me sentía bien. Las vivía como algo personal, un ataque de algún compañero, jefe, amigo, pareja e incluso del mundo entero contra mi persona. Desde que soy capaz de parar, cambiar de gafas, mirar desde todas las perspectivas que se me ocurren que pueden estar formando parte de esta realidad, preguntarme ¿y cuál más?

La palabra reencuadre, pensando en su aplicación fotográfica es algo muy visual: amplío el foco y al ampliar, dejo de ver esa parte minúscula que estaba viendo y veo todo desde otra perspectiva, una perspectiva más global. Desde esta nueva perspectiva, (por supuesto, más objetiva que mi inicial de enfado) elijo ¡aquí está la clave!. Tomo la decisión sobre qué estado de ánimo quiero, sobre cómo quiero vivir esta situación, sobre qué quiero para mí en este momento, cómo quiero que sea la relación, el siguiente paso, la siguiente realidad. En definitiva, elijo vivir desde lo positivo, desde mis filtros conscientes, no desde el piloto automático que se activa con los que mi educación, mi entorno, mi experiencia definiría qué esta “bien” o “mal”, porque realmente ¿quién lo decide?

Efectivamente, no es una tarea sencilla, eso es algo que en mis procesos de coaching sale con relativa frecuencia… “¿y yo puedo hacer eso?”, “¡uf!, eso requiere mucho trabajo”, “¿cómo refreno el pronto?” y siempre se resuelve de la misma manera: ¿cómo lo quieres vivir? Sólo tienes que elegir y por supuesto practicar, practicar y practicar. Desde nuestras certificaciones en Coaching en Lider Haz Go, encontrarás fórmulas que te llevarán directamente a conseguirlo, y no sólo aprender esta técnica de PNL de rencuadrar tu vida, sino también a enseñar a otros como un coach certificado.

admin

Author admin

More posts by admin

Leave a Reply